Modelo de Factura Intracomunitaria

Incursionar en el mercado internacional siempre ha representado una excelente oportunidad para llegar a un mayor número de clientes con resultados más rentables. Quienes compran o venden productos o servicios dentro de los países miembros de la Unión Europea, necesitan saber utilizar el modelo de factura intracomunitaria.

Formato de descarga:Microsoft Word y Excel
Tarda en rellenarse:10 minutos
 Descargar:Modelo de factura

¿Qué son las facturas intracomunitarias? 

Un modelo de factura intracomunitaria no es más que un tipo de factura utilizado para llevar a cabo transacciones comerciales entre países miembros de la Unión Europea. Las empresas de cada país pueden comprar o vender productos de otros países miembros, cuyas transacciones quedan registradas en una factura intracomunitaria. 

La principal característica de las facturas intracomunitarias es el tratamiento que en ellas se le da a la inclusión del Impuesto sobre el Valor Añadido, o IVA, que es diferente del exigido para las facturas correspondientes a transacciones comerciales con países que están fuera de la Unión Europea (UE).  

Al momento de emitir una factura intracomunitaria, la empresa debe considerar algunos requisitos básicos para decidir si anota o no el valor del IVA correspondiente con su país. En cambio, las demás facturas emitidas a empresas o particulares fuera de la UE siempre deberán tener anotado el porcentaje de IVA exigido por la ley. 

Plantilla de factura intracomunitaria en Word y Excel

formato-modelo-plantilla-factura-intracomunitaria-word-excel

¿Sin IVA o con IVA?

Toda empresa o comerciante debe anotar el porcentaje del IVA correspondiente en las facturas emitidas a otras empresas o particulares, porcentaje que después tendrá que declarar a Hacienda. Ahora bien, en el caso de las transacciones comerciales entre países miembros de la UE, la facturación no implica la inclusión obligatoria del IVA

¿Cuándo no se aplica IVA en las facturas intracomunitarias? Únicamente cuando el importador y el exportador cuenten con el número NIF-IVA, código de registro que les da capacidad legal para realizar operaciones intracomunitarias. Dicho código debe ser solicitado a la Agencia Tributaria mediante la presentación del modelo 036, casillas 582 y 584. 

Una vez que la solicitud del NIF-IVA intracomunitario es aceptada y aprobada, la empresa o profesional pasa a formar parte del Registro de Operaciones Intracomunitarias (ROI). Solo entonces podrá emitir facturas por la venta de productos o servicios exentas de IVA entre los países miembros de la UE.    

El NIF-IVA intracomunitario en España 

El NIF-IVA intracomunitario en España es fácilmente reconocible, ya que consta del Número de Información Fiscal (NIF), precedido del código de España ‘ES’. Por lo tanto, si el NIF de una empresa es B17830900, el NIF-IVA intracomunitario será ESB17830900. Esta fórmula se repite en todos los países miembros de la Unión Europea. 

¿Qué información debe incluir una factura intracomunitaria? 

Las facturas intracomunitarias contienen casi la misma información que una factura común. Los elementos que debe incluir son los siguientes: 

  • Número de factura, el cual debe ser correlativo a la numeración de facturación correspondiente. 
  • Fecha de la factura, anotando el día, el mes y el año. 
  • Datos identificativos de las partes, nombre o razón social y dirección. 
  • Descripción de la transacción, anotando todos los bienes o servicios cobrados, con su precio unitario y el precio total. 
  • La base imponible o el total de la suma de todos los servicios o productos anotados en la descripción. 
  • Cantidad total a pagar por el importador. 

Como puedes ver, el exportador o emisor de la factura no incluye el porcentaje del IVA que corresponde a la transacción comercial realizada. En estos casos, será el importador o receptor de la factura quien hará la declaración del porcentaje del IVA establecido en su país, que en España suele ser el 21%. 

A modo de ejemplo: un empresario francés exporta cierta mercancía a un cliente en España. Ambos cuentan con el NIF-IVA intracomunitario, así que el empresario francés emite la factura sin aplicar el IVA de su país. Al momento de hacer sus declaraciones a Hacienda, el cliente español repercutirá el IVA español y no el francés. 

¿Qué ocurre si el receptor de la factura no tiene NIF-IVA Intracomunitario? 

Para llevar a cabo transacciones económicas intracomunitarias, es esencial que el emisor de la factura se haya dado de alta en el Registro de Operaciones Intracomunitarias. Ahora bien, ¿qué pasa si el receptor de la factura no tiene NIF-IVA Intracomunitario? 

En estos casos, el emisor de la factura tendrá que incluir obligatoriamente en esta el porcentaje de IVA que establece la ley de su país, y quien recibe la factura tendrá que pagar ese porcentaje de IVA, y no el del país receptor. Para saber si un proveedor o cliente tiene el NIF-IVA, puedes consultar la base de datos de la Agencia Tributaria. 

Presentación del Modelo 349 

Si empiezas a realizar transacciones comerciales a nivel intracomunitario, tendrás que empezar a presentar el Modelo 349, que es una declaración informativa de presentación obligatoria cada:

  • mes, si el total de las operaciones intracomunitarias en ese periodo ascienden a más de 50.000 euros,
  • dos meses, si el total de las operaciones intracomunitarias en ese periodo ascienden a más de 100.000 euros,
  • tres meses, si el total general de las prestaciones de servicios y entregas de bienes no superan los 50.000 euros,
  • anualmente, si el total de los ingresos generados no rebasan los 35.000 euros y la entrega de bienes no exceden los 15.000 euros.