Modelo de Factura de alquiler de vivienda

Si estás alquilando una vivienda, es importante que se registren los pagos y los cobros. Esto solo podrá hacerse con una factura. Esta, para que sea válida, deberá contar con ciertos elementos como fecha, concepto, y el IVA si aplica. ¿Quieres saber cómo hacer una factura como esta? Pues continúa leyendo

Formato de descarga:Microsoft Word y Excel
Tarda en rellenarse:10 minutos
 Descargar:Formato de factura

¿Qué es una factura de arrendamiento de vivienda?

La factura es un documento con validez fiscal y registra que se ha realizado una operación comercial. En este caso hay dos partes, un arrendador que es el dueño de la vivienda y el encargado de hacer la factura. Por otra parte está el arrendatario que es quien vive en la vivienda y debe pagar por su alquiler.

Plantilla de Factura de alquiler de vivienda en Word y Excel

formato-modelo-plantilla-factura-alquiler-arrendamiento-vivienda-casa-habitual-word-excel

¿Qué debe incluir el documento?

Su validez dependerá de que se incluyan los siguientes datos: 

  • Número
  • Fecha
  • Datos del arrendador y arrendatarios: Nombre, apellidos, razón social y DNI. 
  • Concepto
  • Importe total
  • IVA (Si aplica)

¿Cómo se enumera una factura de alquiler de una casa? 

La numeración en una factura es muy importante. Esta servirá para llevar un orden en la contabilidad y luego para la declaración ante hacienda. 

Escoger la numeración de la factura dependerá exclusivamente del arrendador o el emisor de este documento. Puede tratarse de una numeración solo compuesta por números como “001”, “002”, “003” y así sucesivamente. 

También se puede hacer una numeración alfanumérica que incluya números y letras. Esto puede servir si es que el arrendador quiere dividir las facturas de alquiler de acuerdo a la vivienda que alquile. Por ejemplo, se puede crear una enumeración para la vivienda “A” y habrá una factura “A-001”, “A002” y “A003”. 

En cualquier caso, lo relevante es que la numeración de las facturas sea correlativa de acuerdo con la fecha y el número. 

¿Cómo se le pone la fecha al documento 

Esto puede parecer excesivamente sencillo, pero en ocasiones es confuso. Lo usual es que se incluya una única fecha y es la de la emisión del documento. Pero también se puede poner una segunda fecha que será la del tiempo máximo para pagar la factura. 

Supongamos que la factura se ha emitido el 30 de junio y el arrendatario tendrá hasta el 5 de julio para hacer el pago. Para evitar confusiones, la fecha de emisión se coloca al principio, y la fecha máxima de pago se coloca al final. 

¿Qué coloco en el concepto de la factura?

Al facturar, es muy importante que se sea bastante específico. En el concepto no solo se puede colocar “Pago por alquiler” esto puede excesivamente vago y prestarse a confusiones. Lo correcto es que se coloque “Pago de alquiler de vivienda” seguido de la dirección exacta del inmueble. Se puede colocar avenida, calle, nivel, ciudad, número de piso, etc. 

¿El alquiler de una vivienda está sujeto a IVA? 

La respuesta a esta pregunta es sí y no a la vez pues dependerá de las circunstancias. Si la vivienda que se alquile se utilizará solo para vivir y si se arrienda con un trastero o garaje incluido, el alquiler está exento de IVA. Esto quiere decir que no se deducirá ni se calculará IVA de ningún tipo, ni General, Reducido o Superreducido.  

Los casos en los que sí se aplicará el IVA en una factura de alquiler de vivienda son: 

Para otros usos distintos a vivir 

Ahora, si el arrendatario utilizará la vivienda como lugar residencial, pero también como un despacho para desarrollar su profesión, la exención de IVA se elimina. Así el alquiler estará sujeto una vez más al IVA. 

Cuando se prestan servicios adicionales 

Si la persona que alquila la vivienda además de la estadía disfruta de algún otro servicio adicional como lavandería, limpieza, chef, cambio de sábanas, etc. El alquiler estará sujeto a IVA. 

Ahora, dependerá de la situación en la que se alquile la vivienda el tipo de IVA. Lo normal es que sea IVA general que es de 21%. En ese caso, se deberá multiplicar la base imponible por 21% y se dividirá entre 100. En este ejemplo la base imponible será de 500 euros. 

La operación es 500×21/100 y da como resultado 105. El resultado se sumará a la base imponible y dará el total a pagar que son 605 euros.